Ya para estas alturas nadie me cree. LO SÉ. ¿Y saben qué? Ni yo me creo.

Pero algo paso en el ultimo año que realmente me hizo extrañar dibujar a estos cabrones; cotorrear con los lectores y mas que nada, me di cuenta que si le hubiera seguido cuando lo hacia, quiza hoy SI estaria viviendo de esto.

Bueno, lo último es muy poco probable; pero ya ven las chaquetas mentales que se hace uno.

Ademas, nunca tuve muy claro que era lo que queria hacer al regresar con Revolver. ¿Lo seguia desde donde se quedo? Ni yo me acuerdo de que estaba hablando en ese entonces. ¿Lo rebooteamos? Nah, seguiria siendo el mismo chiste, nomas revolcado. ¿’Tonces? Tuvieron que pasar cinco años para que se me ocurriera como volver y si es que valia la pena volver. Este es un semi reboot de la serie, continuandola exactamente 5 años despues de la ultima tira de continuidad normal (¿no entendieron? no se estresen, tampoco es que importe mucho). Algunos personajes regresan, otros no, algunas cosas siguen siendo canon, otras no, yo traigo barba y aparentemente, un paliacate en la cabeza (podria ser peor, podria traer un man bun) y vamos a empezar por contarles lo que sucedió en este lustro en que no estuvimos.

¿Saben que? Que hueva, mejor no. Mejor seguimos con la historia y ahi vamos rellenando los hoyos a como se vaya necesitando 😀

Se necesitaron tres intentos de volver para encontrar una manera en que me dejara satisfecho e hiciera honor al pasado de la tira; tres veces que prometi (y me creyeron) que ibamos a retomar la serie, nomas para durar un capitulo y luego volverlo a abandonar; tres ocasiones en que me vi en una convencion firmando numeros de Soulkeepers mientras veia como el area independiente crecia y crecia y cada vez tenia mas reconocimiento. Tres veces que me encontre en el cuarto del hotel, viendo el techo, demasiado sobrio para mi propio bien, tratando de encontrar una excusa valida para volver a entrarle al segundo trabajo (que no paga) que es tener un webcomic. Así que esta es la cuarta y la última; porque no hay hablador que pegue cuatro veces una mentira, ni lector que se la crea.

Les entrego: Revolver Mk4.

 

Los extrañe, mendigos.