Una de mis tiras cómicas favoritas de El Santos es precisamente cuando se le ocurre ponerse una peluca estilo “Manolo Fábregas” encima de la mascara. Diez años después  y sigo oyendo a la Chora Interminable y volándome chistes de Jis y Trino.

We’re home, Chewie.